VALQUIRIAS

"Somos responsables por todo lo que sucede en este mundo.

Con la fuerza de nuestro Amor, de nuestra voluntad, podemos cambiar nuestro destino y el de mucha gente"

Paulo Coelho, As Valquirias

viernes, 4 de febrero de 2011

EL CORREDOR ESCONDIDO

Durante estos meses de invierno cuando me encuentro a algún amigo corredor la pregunta es siempre la misma: ¿Pero donde andas, que no se te ve el pelo?
Aunque realmente lo que quieren preguntar es : ¿Pero estás corriendo? ¿Por donde corres que nunca nos cruzamos?.
En esta época de frío y desasosiego la mayoría de los corredores populares andamos vacíos de objetivos a corto plazo (excepto los que van al maraton de Sevilla el día 13, o corren la temporada de cross), en espera de la medias y maratones de primavera.
Debo de ser un bicho raro , pues en esta época me encanta correr y me cuesta muy poco salir. (o quizás influya mi ascendencia charra).
Mayormente salgo solo, buscando un resquicio de luz o de buen tiempo y me calzo las zapas, aunque otras veces busco la complicidad de la noche.


Correr en invierno, con poca gente en la calle, sin coches apenas, con un silencio...contemplando el latir nocturno de la ciudad es un placer. Da tiempo a observar la vida de la gente, a reflexionar..
Nuestra ciudad ha cambiado últimamente, no hay mucho movimiento, los barrios nuevos que antes se veían ajetreados por la construcción están muertos, la poca gente que  pasea lo hace callada, son tiempos duros para muchos.
Como hace frío muchos de mis entrenos son de 50 minutos, a ritmo fuerte y a casa. Hasta he encontrado sitios para hacer series (cambios de ritmo), por donde a veces me encuentro a los únicos que ahora parecen esforzarse por nuestras calles: los que andan preparando el duatlon de Cáceres ( y del que yo me he excluido este año).
Por varias razones, el correr sin plan ni objetivos (a corto) más que convertirse en una carga se ha convertido en mi manera favorita de entrenar. Que voy, solo me aprieto algo más; que llevo compañía pues charlo ( y vamos arreglando el país); que llueve, pues a casa; que los niños están acostado, pues tirada larga.
Por momentos me da la impresión que tras 15 años de correr buscando marcas y objetivos ahora estoy por encima de muchos tópicos.
Pero ya volverá la primavera y entonces ya se sabe "la primavera la sangre altera".
P:D. Si alguno se cruza conmigo corriendo seguirá preguntándome que donde me meto, porque no creo que me reconozca con lo forrado que voy.

1 comentario:

Miguel Mij-Mij dijo...

Estoy seguro que nos habremos cruzado más de una vez, yo también solía salir algunas noches, ahora no, pero volveré.